Open

Premier League

Liverpool vence al Watford sin tener su mejor partido

14/12/19 - 10:03
Quizá fue uno de los partidos más flojos en defensa para Liverpool...

Quizá fue uno de los partidos más flojos en defensa para Liverpool, en el semestre, el de más desorganización, el de dar espacios para que un equipo como Watford, inferior en el papel, lo pusiera en aprietos. Sin embargo, cuando hay figuras hay individualidades, y la esperanza de que una de estas solucione lo que el colectivo no pudo hacer. Y eso pasó este sábado en Anfield Road.

Los dirigidos por Jürgen Klopp se impusieron 2-0 en un duelo enredado, en un encuentro en el que el visitante llegó al área rival muchas veces, pero no pudo concretar. De hecho, de no haber sido por los nervios de Troy Deeney, Watford se hubiera ido adelante en el marcador. Pero en esta clase de partidos, tan cerrados, no marcar diferencia también es dar ventaja.

Y eso pasó en un tiro de esquina que no ameritaba mayor peligro, que se fue tornando letal con el contragolpe de Liverpool y con el pase de Sadio Mané, en principio largo, muy largo. Pero Mohamed Salah, siempre rápido, no sólo llegó, sino que tuvo tiempo para auto habilitarse con un taconazo, cambiar de perfil y poner la pelota en el palo más lejano del portero Ben Foster, a una buena altura, imposible de detener.

Golazo del egipcio que sigue descrestando ya sea con izquierda o con derecha. En el cierre del duelo, en otra acción de contragolpe, el africano puso el segundo y  tras un taconazo en a unos centímetros de la raya. La jugada fue revisada y validada por el VAR en lo que fue el k.o. para los rojos.