Open

Doce años después, Thierry Henry ha vuelto a ver cómo Brasil se vuelve a casa antes de tiempo en un Mundial. 

En la cita de Alemania 2006, la selección de Francia eliminó a la Canarinha en los cuartos de final de la Copa del Mundo. Fue con un triunfo por la mínima diferencia en el que el propio Henry marcó el único gol. 

Sobre los doce minutos de la segunda parte, con el partido empatado 0-0, Les Bleus tuvieron una falta cerca del área de Brasil que Zinedine Zidane puso en la bota derecha del entonces jugador del Arsenal. De primera, Henry no dio opciones a Dida y decretó la eliminación de los sudamericanos. Aquel equipo francés llegaría a la final del torneo y caería contra Italia en los penaltis. 

Tres mundiales después, Henry vuelve a 'sacar' de un Mundial a la selección pentacampeona. Esta vez en Bélgica, y como ayudante de campo de Roberto Martínez. Este viernes, los Diablos Rojos ganaron 2-1 en Kazan con goles de Fernandinho (en propia puerta) y Kevin De Bruyne para avanzar a semifinales, donde casualmente espera Francia.