Open

Liga Española

El Atalanta liquida al Valencia en la ida

19/02/20 - 17:02
Mallorca, Getafe y ahora, Milan. Tres ridículos seguidos fuera de casa suma el Valencia...

Mallorca, Getafe y ahora, Milan. Tres ridículos seguidos fuera de casa suma el Valencia de Celades, este último con consecuencias casi definitivas que, salvo milagro en Mestalla, dará con el equipo 'Che' eliminado de la UEFA Champions League.

Desde el día del sorteo se venía advirtiendo de las virtudes ofensivas de un Atalanta que plasmó pronto sobre el verde que tenía las ideas muchísimo más claras que su rival. Presión alta, transiciones rápidas y veneno con el Papu Gómez y Josep Ilicic. El Valencia, un muñeco en manos italianas, fue un convidado de piedra durante la primera media hora, en la que encajó un gol pero bien podrían haber sido tres.

Sin reacción y nuevo mazazo por parte del rival, esta vez en forma de golazo por medio de Ilicic, que comenzaba a transformar el sueño de la Champions en pesadilla para los de Celades.

El Atalanta atacaba y también concedía mucho atrás, pero Guedes y Maxi Gómez se empeñaron en fallarlas de todos los colores delante de la portería de Gollini. Freuler y Hateboer, doblete el suyo, ponían un 4-0 en el minuto sesenta, que hacía presagiar una de las grandes debacles de la historia del Valencia. 

El único halo de esperanza llegó de la mano de Denis Cheryshev, que con su gol mantiene unas mínimas opciones para la vuelta.

Otro papelón fuera de casa, otro encuentro viendo a una defensa naufragar, a un centro del campo perdido y a una delantera que fueron los mejores defensas hoy de los italianos. Solo Ferran Torres -como casi siempre esta temporada- entendió lo que el partido necesitaba. El de Foios siempre buscó la verticalidad, pero nunca fue secundado por sus compañeros.

Mestalla es un campo mágico que ha vivido grandes noches a lo largo de su historia, pero se hace muy difícil pensar que el Valencia pueda levantar esta eliminatoria. Otro naufragio, y otro papel que no es digno de esta camiseta. Un guantazo de realidad para Celades al que, de momento, este banquillo le queda enorme.