Open

Fútbol Internacional

PSG sufrió una dura caída ante Nantes y se despidió de su extensa racha

19/02/22 - 17:14
La exaltación por la victoria ante Real Madrid, entre semana, le nubló la visión a Paris Saint-Germain...

La exaltación por la victoria ante Real Madrid, entre semana, le nubló la visión a Paris Saint-Germain, que sufrió una fuerte derrota ante Nantes por 3-1, en el Stade de la Beaujoire, por la continuidad de la Ligue 1. Esta caída, le cortó el invicto de 16 partidos en el torneo.

De arranque, los parisinos buscaron plantarse en campo de rival e imponer condiciones en su afán por aprovechar a su tridente ofensivo con Lionel Messi, Kylian Mbappé y Neymar. Sin embargo, lo que pudo ser una fortaleza, fue una debilidad.

Al cuarto minuto, el local recuperó en la puerta de su área y en un contragolpe letal, con verticalidad y con apenas cuatro toques en la jugada, abrió la cuenta gracias a Randal Kolo Muani, quien recibió por la izquierda y definió entre las piernas de Keylor Navas.

Dispuestos a sacar jugo de cualquier desconcierto del PSG, los Canarios no dudaron y estiraron la cuenta a los 16'. A diferencia del primer tanto, el segundo estuvo caracterizado por una serie de pases en el último tercio y que Quentin Merlin culminó con un enorme remate de zurda, cerca del vértice derecho, al ángulo opuesto.

Los de Mauricio Pochettino se vieron obligados a reaccionar y generaron ocasiones, aunque el orden de los dueños de casa les fue imposible de quebrar con tal de descontar. Como si fuera poco, se fueron al descanso con una mayor desventaja por la anotación de penal de Ludovic Blas, con suspenso por el roce de Navas en el centro.

Hacia el complemento, el cuadro de la capital de Francia salió con otro ímpetu, lo que trasladó al marcador en el comienzo: Messi halló a Neymar con espacio en el área y el brasileño impactó cruzado tras un recorte para su pierna hábil.

Justamente, el extremo adoptó el rol de guía en la visita, aunque no cumplió con su tarea a la perfección. Es que, a los 59 minutos, tuvo la chance de achicar a la mínima distancia desde los doce pasos, pero el arquero Alban Lafont le contuvo sin problemas en la derecha ante la ejecución.

La insistencia por parte del elenco de París siguió hacia el final, pero sin demasiada claridad para aspirar, al menos, a la igualdad. Ahora, tendrá que dar vuelta la página y pensar en Saint-Étienne, su rival el próximo sábado en el campeonato.

FOTO: El Comercio