Open

Fútbol Internacional

Eintracht Frankfurt superó a Rangers en los penales y es el nuevo campeón

18/05/22 - 16:13
Después de 42 años, Eintracht Frankfurt volvió a gritar campeón en el ámbito continental...

Después de 42 años, Eintracht Frankfurt volvió a gritar campeón en el ámbito continental. En el Ramón Sánchez-Pizjuán, de Sevilla, venció a Rangers por 5-4, en los penales, luego del 1-1 en tiempo regular, para quedarse con la UEFA Europa League.

Con el colombiano Rafael Santos Borré a la cabeza, el conjunto alemán fue el que tomó la iniciativa del encuentro. De inmediato, se hizo con el control de la pelota y se posicionó en el campo de los escoceses.

A partir de este ímpetu en su postura, las Águilas fueron las que dieron los primeros avisos por conseguir la ventaja: Daichi Kamada se arrimó con un remate frente al arco y Ansgar Knauff obligó al arquero rival a reaccionar con un disparo lejano.

Frente a este planteo de los teutones, el elenco de Giovanni van Bronckhorst buscó luchar los balones en la zona media de la cancha y en salir en vertical. Fue así que también hizo lo propio, en términos de peligro, con un intento de Joe Aribo, que pasó cerca del palo izquierdo.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Oliver Glasner quisieron repetir la idea del arranque, aunque pagaron caro un error y que resultó de gran favor para los Light Blues. A los 57 minutos, Djibril Sow cabeceó hacia atrás, sin ver a Aribo a sus espaldas, y el delantero nigeriano aprovechó para conducir hasta el área y definir raso.

Sin embargo, tras el gol, los roles no se alteraron en el juego. Es que el cuadro de Glasgow debió mantenerse con un bloque bajo para contener al Frankfurt, que se destinó a recuperarse rápidamente.

Así fue, mediante su agresión, que los alemanes encontraron su respuesta a los 69' y gracias a Borré. De un centro por bajo de Kostic, desde la izquierda, el Comandante se anticipó perfecto a su marca y llegó a puntear el esférico para devolver la igualdad.

Con el empate, fortalecieron su postura hacia el cierre, en su afán por dar vuelta las cosas, aunque la claridad no fue la misma en los metros finales para aspirar a la remontada. En tanto, los de Van Bronckhorst, ante el desgaste, se afianzaron en defensa para evitar sustos.

Todo fue al tiempo extra, en el que ambos equipos, a pesar del cansancio, generaron situaciones, entre las que Ryan Kent tuvo una inmejorable para los de Escocia a las puertas del arco, pero que Kevin Trapp desvió con gran reacción. 

Dada la paridad, la tanda de penales fue la vía de definición en la final, para la que los dos demostraron preparación con sus buenas ejecuciones. Pero al tercero, Trapp le atajó el tiro a Aaron Ramsey y Borré terminó de coronar una noche de ensueño en el quinto disparo.

De esta manera, Eintracht tendrá semanas de fiesta para celebrar su tercer título en Europa y el noveno en toda su historia. Y no será lo único, ya que también se hizo con el pase a la siguiente Champions League, a la que volverá desde su única aparición en la Copa de Europa, en la temporada 1959-60, sumado a la chance de pelear por la Supercopa.

Foto: UEFA Europa League