Open

Champions League

El Barcelona ante el Napoli y sus traumas en Champions

25/02/20 - 08:17
El Barça de Messi llega al templo de Maradona con muchas tareas por cumplir y traumas...

El Barça de Messi llega al templo de Maradona con muchas tareas por cumplir y traumas por superar.  Regresa el Barcelona a la máxima competición europea con un equipo mermado, con el fantasma de las debacles de Roma y Liverpool escociendo todavía y con la duda de cómo se va a comportar el equipo de Setién en su primer partido europeo ante un rival en clara progresión.

Además, Nápoles se ha tomado el partido como una liturgia. El regreso del sucesor del dios Maradona, cuya presencia sigue viva en cada rincón de la ciudad y donde se le venera como a un santo, le da al partido un aire especial. Menos cuando llega el Barcelona a San Paolo. Son considerados los blaugrana un "equipo amigo" por parte de la exigente hinchada napolitana, lo que no significa en lo más mínimo que vaya a haber ningún tipo de clemencia, pero alejada de la hostilidad que reciben los grandes enemigos. Esa clase de odio visceral se reserva para equipos como la Juventus o los del norte de Italia. Por eso, a Messi se le recibió como a un héroe a su llegada al hotel, pero durante el partido San Paolo rugirá.

Y ahí llegará la primera prueba para el Barcelona, que además de competir con las piernas, deberá hacerlo con la cabeza. El equipo blaugrana aspira a sacarse de una vez por todas de encima el caer ante escenarios infernales. A lo largo de estos últimos años, la Champions se le ha ido al Barça en Turín, Roma o Liverpool (por no hablar del desastre de París que se arregló en la vuelta) que han dejado su cicatriz en el equipo.

En el Nápoles, Gattuso se pone la piel de cordero que nunca utilizó cuando era jugador del gran Milan para elogiar al Barça de Setién. Dicen que prepara una "jaula" para controlar a Messi, que jugará vigilado por sus marcadores y por la sombra omnipresente del Diego.