Open

Champions League

El Barça vence al Napoli y está en cuartos de final de la Champions

08/08/20 - 15:12
El Barcelona depende de él. Y él, consciente de que es el motor de su equipo...

El Barcelona depende de él. Y él, consciente de que es el motor de su equipo, no sólo contesta con todo su talento en cancha sino también con temperamento. Así actuó este sábado Lionel Messi en una cita trascendental para conducir al elenco blaugrana a los octavos de final de la UEFA Champions League al haber sido protagonista de dos de los goles en el triunfo 3-1 sobre Napoli.

Una vez que disipó el susto por el remate al poste de Dries Mertens a los 2 minutos de juego, y de haber podido inclinar la cancha a su favor tras el dominio italiano en los 10 minutos iniciales, los de Quique Setién consiguieron ese tanto que les dio alivio: el centro de Ivan Rakitic encontró a Clément Lenglet y el defensor castigó de cabeza para la apertura del marcador en el Camp Nou.

El gol tuvo un impacto y el protagonismo pasó a ser de los Culés. O, más bien, del 10 argentino. Se cumplía el cuarto de hora y, combativo, el rosarino ingresó al área rival, peleó por el balón y disparó incómodo, aunque esto no evitó que pudiera colocar el balón en la esquina del palo derecho del colombiano David Ospina. Un golazo que se destacó por su lucha.

A los 30', Luis Suárez obligó a la respuesta del arquero cafetero y, tras el rebote, Ivan Rakitic envió un centro, que encontró a Messi: éste la bajó aparentemente con el pecho y definió con clase ante la salida del guardameta. Pero el VAR tuvo la última palabra y, luego de la revisión, se anuló el doblete de Leo al considerar que el balón rozó su brazo.

A los 41'. Messi tuvo su revancha con la tecnología tras correr desde atrás a Kalidou Koulibaly y forzar la infracción (una fuerte patada que lo dejó sentido), la cual derivó en un largo análisis de la acción y que terminó en la sanción del penal. Luis Suárez se hizo cargo y firmó el 3-0 parcial.

De todas maneras, el Barça no pudo irse en blanco al descanso, ya que otra pena máxima, esta vez en el área local cometida por el croata Rakitic, culminó con el gol de Lorenzo Insigne desde los 12 pasos.

La segunda parte mostró a los dos equipos con opciones, claro que las de los dirigidos por Gennaro Gattuso traslador mayor temor, ya que un tanto más ponía en jaque a los locales. Sin embargo, las entradas de Arkadiusz Milik y Chucky Lozano no surtieron efecto en pos de lograr un descuento que los pusiese a tiro de la clasificación.

Si bien le faltó solidez de manera completa a nivel colectivo, el Barça consiguió el objetivo y entró a la fase de los ocho mejores de la Champions. 

El próximo viernes se enfrentará a Bayern Munich, el campeón alemán que dejó en el camino sin problemas a Chelsea, en busca de clasificarse a las semifinales en esta peculiar competición reformulada a partido único en Lisboa.