Open

Champions League

El Atlético y su apuesta ante el Leipzig

13/08/20 - 09:14
Los cuartos de final de la Liga de Campeones miden al Atlético de Madrid con el ofensivo Leipzig en...

Los cuartos de final de la Liga de Campeones miden al Atlético de Madrid con el ofensivo Leipzig en el estadio José Alvalade de Lisboa, con algunos aspectos que se prevén claves para el conjunto rojiblanco, como el portero Jan Oblak, su contragolpe, su presión en terreno rival, su salida de balón con Diego Costa cuando esté replegado y el desborde de Marcos Llorente.

1 - LA GARANTÍA DE OBLAK:

Todo depende mucho casi siempre en el Atlético de una figura por encima de todas: Jan Oblak. Más aún este curso. Es su pieza más determinante. Hay muy pocos triunfos del conjunto rojiblanco en esta temporada, incluso empates, que no hayan tenido antes una parada decisiva o más del guardameta esloveno. Es uno de los mejores porteros del mundo

2 - LA PRESIÓN:

El Atlético ajustó su presión en el parón, más alta de lo que había propuesto en el semestre anterior, pero sobre todo también mucho más afinada. Es un mecanismo que le permite al equipo rojiblanco jugar más en campo contrario, donde mejor se siente en la actualidad,.

3 - EL CONTRAGOLPE:

Es la mejor destreza ofensiva del Atlético de Simeone, que se siente mucho más a gusto, es más dañino para la defensa rival y crea muchas más ocasiones cuando puede poner en práctica la fórmula de robar y correr. La verticalidad y la velocidad en la transición multiplican ofensivamente al Atlético-

4 - MARCOS LLORENTE:

Dentro de esa idea, Marcos Llorente es el futbolista hoy por hoy más concluyente en el Atlético. Un elemento esencial en 11 de los últimos 22 goles de su equipo. Su velocidad, su juego entre líneas, su atrevimiento y su verticalidad son el argumento actual más desbordante del conjunto rojiblanco contra el Leipzig.

5 - LA SALIDA CON DIEGO COSTA:

​Como también habrá muchos momentos seguramente de repliegue en el Atlético, por la forma de jugar que tiene el Leipzig, que asume volumen de posesión y juega en campo contrario, pero también es un bloque veloz y vertical, que arrincona a su contrincante, la trascendencia de Diego Costa es evidente en el partido para el conjunto rojiblanco, porque él representa su mejor solución frente al agobio: le permite salir de su área con una pelota larga para que él la aguante y promueva el avance de su equipo, más allá de las otras virtudes para el ataque del delantero.