Open

Liga Nacional

El futbol no tiene límites

27/10/17 - 12:50
En el balompié de Rumania se dio una historia de vida digna de admirarse...

En el balompié de Rumania se dio una historia de vida digna de admirarse. Cosmin Lambru, quien juega con una prótesis en la mano izquierda, debutó como profesional con el Petrolul Ploiesti, en un partido de Copa.

El joven de 18 años disputó nueve minutos en el encuentro de su club, que milita en la Primera División, ante el Mioveni, de Segunda. Desafortunadamente para el delantero, el sueño no fue perfecto, ya que su equipo cayó en penaltis, luego de empatar 1-1.

El delantero fue atropellado por un camión cuando tenía ocho años. “Cuando regresé al futbol, aprendí cómo caer, apoyándome sólo en un brazo”.

Lambru sobrevivió milagrosamente luego de que el vehículo le pasara por encima, pero su mano izquierda resultó aplastada y tuvo que ser amputada.

“Sentí un dolor terrible, pero estaba consciente. Con las personas que estaba me sacaron de allí y me llevaron al hospital. Los médicos dijeron que si hubiera llegado un poco más tarde se habrían visto obligados a amputar todo el brazo”, recordó.

Tras una larga recuperación y una década después del grave accidente, Lambru cumplió su sueño de disputar un encuentro como profesional.