Open

Liga Española

Ipurua contra las dudas

04/03/17 - 10:46
Tras los últimos sustos, el conjunto de Zinedine Zidane quiere recuperar las buenas sensaciones con las que terminó el año

El Real Madrid se enfrenta este sábado a la SD Eibar con la intención de arrebatar el liderato al Barcelona (16:15, Ipurua) y recuperar sensaciones de cara al partido de vuelta de la Liga de Campeones frente al Nápoles. El conjunto blanco, que siempre se ha impuesto al armero en Ipurua, no puede dejarse más puntos si no quiere dilapidar la ventaja adquirida gracias a su fantástica primera parte de la temporada. El equipo de José Luis Mendilibar, por su parte, intentará dar la sorpresa como bien hizo en el encuentro en el Santiago Bernabéu.

Las leyendas de Real Madrid y Barcelona se medirán en el Líbano

El Real Madrid no está bien. Todos los equipos, por muy buena que sea su trayectoria, siempre terminan atravesando algún bache durante la temporada. Al todopoderoso Barcelona de la MSN le pasó la temporada pasada y a punto estuvo de perder la Liga en el último suspiro. Al Real Madrid le está pasando en esta. Primero fue la derrota en Mestalla ante el renacido Valencia de Salvador González, Voro (2-1). Después llegó el susto frente al rocoso Villarreal que ha moldeado Fran Escribá (2-3) que terminó con una remontada heroica en los últimos minutos. Y por último el último empate cosechado frente a la UD Las Palmas en el Bernabéu (3-3), también con remontada.

Ya no hay más margen. El Real Madrid ha perdido el liderato a favor del Barça, eso sí, con un partido menos, el que tendrá que jugar contra el Celta de Vigo. Por eso ya no puede perder más puntos el conjunto blanco y así evitar reminiscencias pasadas como lo ocurrido con Carlo Ancelotti hace un par de temporadas o con Carlos Queiroz hace ya más de una década. Zinedine Zidane es consciente, no quiere confianza por la humildad del rival –habría que multiplicar por tres los habitantes de Eibar para llenar el Bernabéu– y, por ello, tirará de sus mejores futbolistas para tomar Ipurua, un campo que esta temporada está siendo un hueso duro –solo tres derrotas–.

Para el encuentro del sábado, el técnico marsellés del Real Madrid no podrá contar ni con Gareth Bale, expulsado en el último partido del conjunto merengue, ni con Álvaro Morata por acumulación de tarjetas. Además, la enfermería blanca continúa con jugadores como Raphaël Varane, baja segura por su lesión en el biceps, y Fábio Coentrão y Danilo da Silva, dudas para esta jornada. Así pues, la principal duda del míster francés reside en ubicar en el once a uno de los mejores jugadores del Real Madrid en este 2016, Isco Alarcón, que ha marcado cuatro goles en sus últimos cuatro partidos como titular en la Liga.

Por su parte, la SD Eibar se presenta en este partido con la baja por su expulsión en Anoeta de Florin Lejeune, además de los lesionados Asier Riesgo, Kike García y Nano Mesa. De esta manera, José Luis Mendilibar solo tendrá que cubrir la baja del exjugador del Manchester City para poder formar con su once de gala ante el actual campeón del mundo de clubes. Dos son las opciones del técnico vizcaíno para ese puesto en el centro de la zaga: Mauro Dos Santos o Alejandro Gálvez. El resto del equipo, el que viene disputando a lo largo de la temporada y que sueña con poder meterse en Europa por primera vez en su historia, con Pedro León en plan estelar –centrocampista más goleador del campeonato junto a Yannick Carrasco– o Sergi Enrich, que ya es el máximo goleador del Eibar en Primera División (19).