Open

Liga Española

Goleada de Barcelona como visitante

11/02/17 - 11:16
Nunca un equipo y una afición encajaron de tan buen grado una goleada tan escandalosa. Y es que el destrozo...

Nunca un equipo y una afición encajaron de tan buen grado una goleada tan escandalosa. Y es que el destrozo que el Barcelona preparó este sábado en Mendizorrotza no conseguirá borrar de la hinchada vitoriana esa sonrisa que a todos se les dibujó el pasado miércoles con la clasificación para la final de la Copa del Rey. El sentimiento de éxito y júbilo tras lo logrado frente al Celta de Vigo permanecerá en la memoria del colectivo albiazul al menos hasta el próximo 27 de mayo.

Se plantó el equipo de Luis Enrique en Vitoria con una sensación atípica: la de conseguir la revancha contra el único equipo que esta temporada ha sido capaz de asaltar el Camp Nou. En el ensayo de la final, a más de tres meses vista, el cuadro blaugrana ajustició a un rival fatigado, exhausto física y mentalmente después de un enero donde la exigencia les llevó al extremo. Con varias novedades en el once, el Alavés apenas pudo aguantar 20 minutos a un Barcelona demoledor.

Bien pudo Theo Hernández adelantar al conjunto local tras una carrera en la que sacó de cuerda a Lucas Digne y se plantó mano a mano frente a Marc-André Ter Stegen, pero el guardameta alemán aguantó el tipo y desbarató la ocasión del potentísimo lateral francés. Entonces afiló los dientes el Barcelona, Leo Messi se puso el mono de trabajo y el sombrero de mago y sus compañeros en el ataque bailaron al son del astro argentino.

Incluso Fernando Pacheco, excelso durante todo el curso, se permitió un error impropio que dejó en bandeja el 0-2 a Neymar, a puerta vacía. Antes había marcado Luis Suárez tras gran servicio de un Aleix Vidal que, desgraciadamente, resultó lesionado de gravedad en los últimos minutos de partido.

El descanso marcó un nefasto punto de inflexión para el Alavés, que agonizó físicamente durante la segunda parte y no pudo neutralizar las acertadas acometidas del Barcelona. Messi hizo el tercero, Alexis Ruano se marcó en propia, Suárez completó su doblete y la 'manita' blaugrana y, finalmente, Rakitic llevó a la escuadra el 0-6. Consumó con contundencia el Barça su revancha e intimidó con su versión más voraz al Alavés en el ensayo de la final copera, pero la hinchada albiazul, que llenó Mendizorrotza, encajó el golpe con el optimismo y la ilusión de quien, a buen seguro, mostrará una cara completamente diferente allá por el mes de mayo.